El Baluarte

Desde el Baluarte, el punto más alto sobre la costa, se domina una magnifica vista del Mediterráneo y se ve la parte más pintoresca de la ciudad vieja, actualmente museos o edificios de oficinas del ayuntamiento, que fueran las casas de los primeros artistas llegados a esta localidad.  Sobre las pobres y muy utilitarias fortificaciones se construyó un pueblo que habría sido la Disneylandia de su época.
Desde el Baluarte, el punto más alto sobre la costa, se domina una magnifica vista del Mediterráneo y se ve la parte más pintoresca de la ciudad vieja, actualmente museos o edificios de oficinas del ayuntamiento, que fueran las casas de los primeros artistas llegados a esta localidad. Sobre las pobres y muy utilitarias fortificaciones se construyó un pueblo que habría sido la Disneylandia de su época.

El cañón

De las alturas de lo que aún se le llama El Baluarte, todavía apunta al mar un solitario cañón que, según dice la placa adjunta, disparó en algún momento contra una banda de corsarios ingleses, a quienes ahuyentó.  El pueblo no era una presa tan importante para merecer un escuadrón de gran envergadura, por lo que dudo que el evento se encuentre en ningún libro de historia.
De las alturas de lo que aún se le llama El Baluarte, todavía apunta al mar un solitario cañón que, según dice la placa adjunta, disparó en algún momento contra una banda de corsarios ingleses, a quienes ahuyentó. El pueblo no era una presa tan importante para merecer un escuadrón de gran envergadura, por lo que dudo que el evento se encuentre en ningún libro de historia.

La playa desde el baluarte

Mirando en el sentido contrario a la panorámica de arriba, se puede ver buena parte de las playas de Sitges, con las varias escolleras que contienen la arena y, a lo lejos, el Hotel Terramar, que marca casi el final de un Paseo Marítimo de un par de kilómetros de largo.
Mirando en el sentido contrario a la panorámica de arriba, se puede ver buena parte de las playas de Sitges, con las varias escolleras que contienen la arena y, a lo lejos, el Hotel Terramar, que marca casi el final de un Paseo Marítimo de un par de kilómetros de largo.

El puente

Noten el puente que une los edificios, y da lugar, por debajo, a una hermosa plaza.
Noten el puente que une los edificios, y da lugar, por debajo, a una hermosa plaza.

El Rincón de la Calma

Apenas pasado por debajo del puente se llega a esta plaza, el Rincón de la Calma, que está como para filmar alguna escena medieval.  El mar está tras las casas de la derecha, pero en este lugar, ni las olas ni el tránsito afectan su tranquilidad
Apenas pasado por debajo del puente se llega a esta plaza, el Rincón de la Calma, que está como para filmar alguna escena medieval. El mar está tras las casas de la derecha, pero en este lugar, ni las olas ni el tránsito afectan su tranquilidad

Plaza y puente

El edificio a la izquierda es el Palacio Maricel o Marycel.  En realidad es Mar i Cel, o sea Mar y Cielo, en Catalán, donde no existe la Y
El edificio a la izquierda es el Palacio Maricel o Marycel. En realidad es Mar i Cel, o sea Mar y Cielo, en Catalán, donde no existe la Y

Fuente

Bajo este techado, al fondo de la plaza (ver la primera de las panorámicas) se encuentra un fuentón de piedra, cuyo uso desconozco.
Bajo este techado, al fondo de la plaza (ver la primera de las panorámicas) se encuentra un fuentón de piedra, cuyo uso desconozco.

Otra vista

Otra vista

Otra vista