Cartel

Una cosa que nos sorprendió bastante es que el meridiano de Greenwich pasa por España.  Barcelona está en el hemisferio oriental, Madrid en el occidental.

En la autopista entre Barcelona y Zaragoza hay un arco que marca el cruce del meridiano 0

 Los carteles lo anuncian por anticipado
Una cosa que nos sorprendió bastante es que el meridiano de Greenwich pasa por España. Barcelona está en el hemisferio oriental, Madrid en el occidental. En la autopista entre Barcelona y Zaragoza hay un arco que marca el cruce del meridiano 0 Los carteles lo anuncian por anticipado

De día

De día, se lo ve así.  Esta foto la tomamos en realidad a la ida, que lo cruzamos de día.
De día, se lo ve así. Esta foto la tomamos en realidad a la ida, que lo cruzamos de día.

El arco de día

Apenas un arco muy estilizado que corta la carretera medio en diagonal.  En realidad es la carretera la que corta al meridiano en diagonal
Apenas un arco muy estilizado que corta la carretera medio en diagonal. En realidad es la carretera la que corta al meridiano en diagonal

El arco de noche

De noche, el arco, cuya parte inferior es de vidrio, se ilumina por dentro
De noche, el arco, cuya parte inferior es de vidrio, se ilumina por dentro

Molinos

Es curioso que los molinos de viento, que España hiciera protagonistas en la literatura, todavía abunden en el paisaje, más modernos y estos para generar electricidad.  Es raro no toparse con alguna granja eólica andando lo suficiente por cualquier ruta.
Es curioso que los molinos de viento, que España hiciera protagonistas en la literatura, todavía abunden en el paisaje, más modernos y estos para generar electricidad. Es raro no toparse con alguna granja eólica andando lo suficiente por cualquier ruta.

Molinos

Es curioso que los molinos de viento, que España hiciera protagonistas en la literatura, todavía abunden en el paisaje, más modernos y estos para generar electricidad.  Es raro no toparse con alguna granja eólica andando lo suficiente por cualquier ruta.
Es curioso que los molinos de viento, que España hiciera protagonistas en la literatura, todavía abunden en el paisaje, más modernos y estos para generar electricidad. Es raro no toparse con alguna granja eólica andando lo suficiente por cualquier ruta.

Molinos

Es curioso que los molinos de viento, que España hiciera protagonistas en la literatura, todavía abunden en el paisaje, más modernos y estos para generar electricidad.  Es raro no toparse con alguna granja eólica andando lo suficiente por cualquier ruta.
Es curioso que los molinos de viento, que España hiciera protagonistas en la literatura, todavía abunden en el paisaje, más modernos y estos para generar electricidad. Es raro no toparse con alguna granja eólica andando lo suficiente por cualquier ruta.

Puente

Otra aparente tradición aquí es la construcción de puentes singulares.  Al parecer Santiago de Calatrava, el arquitecto valenciano que diseña estructuras tan elegantes no es el único ni surgió de la nada.  Parece que a los españoles les encantan los puentes singulares como este, asimétricamente sostenido por un solo pilar del cual parten cables como formando un arpa.
Otra aparente tradición aquí es la construcción de puentes singulares. Al parecer Santiago de Calatrava, el arquitecto valenciano que diseña estructuras tan elegantes no es el único ni surgió de la nada. Parece que a los españoles les encantan los puentes singulares como este, asimétricamente sostenido por un solo pilar del cual parten cables como formando un arpa.

Puentes

Otra aparente tradición aquí es la construcción de puentes singulares.  Al parecer Santiago de Calatrava, el arquitecto valenciano que diseña estructuras tan elegantes no es el único ni surgió de la nada.  Parece que a los españoles les encantan los puentes singulares como este, asimétricamente sostenido por un solo pilar del cual parten cables como formando un arpa.
Otra aparente tradición aquí es la construcción de puentes singulares. Al parecer Santiago de Calatrava, el arquitecto valenciano que diseña estructuras tan elegantes no es el único ni surgió de la nada. Parece que a los españoles les encantan los puentes singulares como este, asimétricamente sostenido por un solo pilar del cual parten cables como formando un arpa.