En muchos países los títulos nobiliarios van en escala ascendente de Barón a Conde, luego a Marqués, Duque y Príncipe. En España, Marqués y Conde es lo mismo, al ser ennoblecido el beneficiario podía elegir qué título prefería. Esto es porque ambos títulos tienen el mismo origen. (más…)